Establecer la fuente predeterminada

Cuando se establece una fuente predeterminada, todos los documentos nuevos que se abran usarán la configuración de fuente seleccionada y establecida como predeterminada. La fuente predeterminada se aplica a los documentos nuevos basados en la plantilla (plantilla: archivo o archivos que contienen la estructura y las herramientas para dar forma a elementos como el estilo o el diseño de página de los archivos finalizados. Por ejemplo, las plantillas de Word pueden dar forma a un documento sencillo, y las plantillas de FrontPage pueden dar forma a un sitio Web completo.) activa, normalmente Normal.dotm. Se pueden crear plantillas distintas para usar diferentes configuraciones de fuente predeterminadas.

 Nota   En Word, también se puede aplicar formato fácil y rápidamente a todo un documento para conferirle un aspecto profesional y moderno mediante un tema de documento, que es un conjunto de opciones de formato que puede incluir una combinación de colores (un conjunto de colores), una combinación de fuentes (un conjunto de fuentes para títulos y texto independiente) y una combinación de efectos (un conjunto de líneas y efectos de relleno).

Establecer la fuente predeterminada

Comience con un documento en blanco o si el documento ya contiene texto con formato con las propiedades que desea utilizar, seleccione el texto.

  1. En la ficha Inicio, haga clic en el Iniciador del cuadro de diálogo Fuente y, a continuación, en la ficha Fuente.

Selector del cuadro de diálogo Fuente

  1. Seleccione las opciones que desee aplicar a la fuente predeterminada, como estilo y tamaño de fuente. Si seleccionó texto en el paso 1, las propiedades del texto seleccionado se establecen en el cuadro de diálogo.
  2. Haga clic en Establecer como predeterminado y, a continuación, en Aceptar.
 
 
Corresponde a:
Word 2010