Datos adjuntos bloqueados: la característica de Outlook que le encanta odiar

William Kennedy

William Kennedy
Director general
de desarrollo de producto Outlook

Estimados clientes de Outlook:

A estas alturas, la mayoría de ustedes ya han podido comprobar que Outlook no les permite recibir datos adjuntos de determinados archivos que tienen la posibilidad de infectar su equipo con virus, como por ejemplo, un archivo de tipo .exe. Con este mensaje deseo acusar recibo de los comentarios que nos han enviado con relación a esta funcionalidad y sobre el hecho de que limita la forma de compartir archivos con otras personas. Muchos de los comentarios son del tipo "¿Cómo se desbloquean los datos adjuntos? ¡Resulta muy molesto!" Se puede controlar qué archivos recibidos por correo electrónico se pueden recibir. Después de todo, adquirieron Outlook para hacer precisamente eso y muchos de ustedes afirman "Sé lo que estoy haciendo". Quisiera compartir con ustedes mi opinión sobre este asunto y explicar por qué Outlook está diseñado de esta forma. Dudo que con ello vaya a cambiar su impresión sobre el diseño, pero tengo la sensación de que les debo una explicación de por qué hemos procedido de esta manera.

Como saben, cuando Outlook 97 salió al mercado por primera vez, Internet parecía ser un lugar relativamente seguro y enviar datos adjuntos al correo electrónico resultaba ser una buena idea. Luego, la realidad nos dio un duro golpe a principios de marzo de 1999, cuando atacó el virus Melissa, al que siguió el virus ILOVEYOU. Estos han sido los virus que más rápidamente se han propagado y obligaron a grandes empresas a desactivar sus sistemas de correo electrónico con un costo de miles de dólares. También les afectaron a muchos de ustedes. Para propagarse, estos virus engañaban a las personas haciéndoles creer que el mensaje de correo electrónico procedía de alguien conocido, e incluso muchos expertos en computación cayeron en la trampa y se vieron infectados. No es ningún secreto que a los piratas informáticos les gusta atacar al objetivo de mayor tamaño, y este objetivo es Microsoft Outlook. En la actualidad, más de 300 millones de personas utilizan Outlook en todo el mundo. El sector y nuestros clientes esperaron entonces que les proporcionásemos protección contra este tipo de epidemia.

Ahora comprendemos que Internet es una fantástica herramienta pero que también es un sitio peligroso. Incluso quienes "saben lo que hacen" son vulnerables. Y los piratas informáticos se están volviendo cada vez más sofisticados. A partir del brote de virus de 1999, decidimos que Outlook ya no sería el medio por el que se propagaran por Internet los archivos peligrosos.

Quisiera preguntarles si, desde que realizamos ese cambio, han tenido noticias de algún ataque en el que Outlook haya sido el medio usado para un ataque masivo de virus. La respuesta es sencilla: no. ¿El motivo? Que Outlook bloquea los datos adjuntos potencialmente peligrosos e impide que programas autorizados puedan tener acceso a su libreta de direcciones. En el diseño de Outlook, la seguridad es lo primero, con el fin de que todos podamos continuar usando el correo electrónico.

¿Cómo afrontamos entonces el problema de compartir archivos? La inmensa mayoría de los usuarios no tienen ningún motivo para enviar estos archivos potencialmente peligrosos, y quienes lo hacen, pueden usar otros métodos. Quisiera ofrecerles algunas sugerencias que pueden facilitar el envío de archivos de una manera segura:

  • Outlook no bloquea archivos como .xls, .doc, .ppt y .txt. Estos son los archivos que la mayoría de los usuarios suelen emplear para trabajar. Sin embargo, debe tener en cuenta que estos archivos pueden contener macros que poseen la capacidad de propagar virus. Por tanto, cuando lleguen mensajes a su Bandeja de entrada con estos archivos, asegúrese de guardarlos y analizarlos primero con un programa antivirus. Y no olvide seguir las instrucciones recomendadas para proteger su PC.
  • Siempre puede cambiar el nombre del archivo bloqueado para incluir un tipo de archivo temporal que no esté incluido en la lista de tipos de archivo bloqueados. Por ejemplo, podría cambiar el nombre del archivo programa.exe a programa.exe_ok y adjuntar después el archivo al mensaje de correo electrónico. En el mensaje puede incluir instrucciones para que el destinatario guarde el archivo con el nombre correcto, programa.exe. El punto fundamental que debe recordar es que sólo debería abrir los archivos que esperara recibir de otra persona.
  • Utilice un programa para comprimir para empaquetar los archivos antes de adjuntarlos a sus mensajes de correo electrónico. En el mensaje puede incluir instrucciones para explicar cómo extraer los archivos del paquete y así facilitar a los destinatarios el acceso a los archivos.
  • Coloque los archivos en un recurso compartido de red seguro. La mayoría de proveedores de servicios de Internet (ISP) ofrecen a sus suscriptores de pago un espacio donde colocar archivos. Un ejemplo puede ser guardar archivos en MSN. En sus mensajes puede incluir un vínculo al recurso compartido al que haya concedido acceso a sus destinatarios.
  • Si trabaja en una organización que utiliza Microsoft Exchange Server como servidor de correo electrónico, el administrador puede controlar qué tipos de archivo se bloquean o se desbloquean. Si es usted el administrador de correo electrónico, puede obtener más información sobre cómo configurar el comportamiento de bloqueo de los archivos adjuntos en Outlook consultando Microsoft Office Resource Kit.

Espero que este mensaje haya servido para explicar por qué Outlook está diseñado para ser muy estricto respecto a qué archivos adjuntos pueden entrar en su equipo. Les invito a continuar enviándonos sus comentarios sobre éste o cualquier otro aspecto de Outlook. Sus sugerencias nos ayudan a continuar mejorando Outlook .

Atentamente,

William Kennedy

Acerca del autor    William Kennedy es director general del equipo Office Communication Services en Microsoft Corporation. Dirige el equipo de desarrollo de producto para Microsoft Outlook y es corresponsable del desarrollo y definición de la estrategia de negocio de Outlook.

 
 
Corresponde a:
Outlook 2003