Estrategia de diseño de hojas de cálculo

Se aplica a
Microsoft Office Excel 2003
Microsoft Excel 2002

Cubierta de libro


Este artículo es una adaptación del libro Microsoft Office Excel 2003 Inside Out de Craig Stinson y Mark Dodge (disponible en inglés).

No hay nada especialmente misterioso en la creación de una hoja de cálculo (hoja de cálculo: documento principal que se utiliza en Excel para almacenar y trabajar con datos. Consta de celdas que se organizan en filas y columnas. Una hoja de cálculo se almacena siempre en un libro.): después de todo, sólo se trata de un puñado de filas y columnas. Y por supuesto no desearíamos reprimir su creatividad. Incluso después de más de diez años escribiendo sobre hojas de cálculo, seguimos encontrando sorprendentes usos nuevos para esa vieja cuadrícula. Pero hay algunas consideraciones generales que le pueden ser de ayuda y unas cuantas "trampas" con las que debe tener cuidado. Este artículo plantea una serie de preguntas que debería hacerse antes de ponerse el casco digital y comenzar a construir la hoja de cálculo.

¿Qué datos deberían incluirse en filas y cuáles en columnas?

A veces resulta bastante evidente pero, por lo general, es conveniente que los datos que vayan a ser más abundantes se dispongan en filas en lugar de en columnas. Tenga en cuenta la legibilidad de los datos cuando vaya a tomar esta decisión.

Por ejemplo, una hoja de cálculo organizada por meses como la de la figura siguiente puede funcionar bien con los rótulos de los meses en horizontal, a lo largo de la parte superior de la hoja, o en vertical, junto al lateral de la misma. Pero en este caso, los rótulos de los meses en vertical a lo largo del lateral facilitan la visualización de la hoja en la pantalla y ayudan a ajustar la hoja para que quepa en una página impresa. También puede que prefiera que la hoja de cálculo sea larga en lugar de ancha, de manera que pueda usar las teclas Re Pág y Av Pág para desplazarse por la pantalla.

Imagen de hojas de cálculo de meses con orientación vertical

La hoja de cálculo de la imagen sólo contiene cuatro columnas de datos de detalle, pero si su hoja de cálculo incluye más categorías de datos de detalle que el número de meses, puede que desee disponer los meses en columnas. Si usara una orientación horizontal, los datos mostrados en la hoja de cálculo anterior seguirían funcionando correctamente, pero sería necesario desplazarse hacia la derecha para ver todos los datos, como se ilustra en la imagen siguiente.

Imagen de una hoja de cálculo con orientación horizontal

Normalmente, los detalles acumulados en una hoja de cálculo caben mejor en filas ordenadas de arriba a abajo, figuradamente, una hoja de cálculo profunda y estrecha. No es insólito crear una hoja de cálculo ancha y poco profunda (con sólo unas cuantas filas y muchas columnas), pero es posible que después no le satisfaga. Las hojas anchas y poco profundas pueden resultar molestas de gestionar si debe desplazarse continuamente para encontrar la información adecuada y tratar saltos de columna extraños al imprimir.

Sugerencia de estrategia
Una vez incluidos los datos en la hoja de cálculo, se tarda mucho tiempo en modificarla, sobre todo cuando podría haberse diseñado de otra manera desde el principio.

¿Será necesario imprimir la hoja de cálculo?

Antes de comenzar a trabajar en una hoja de cálculo, también debe preguntarse si va a ser necesario imprimirla. Puede que se dé cuenta de que no va a tener que imprimir en absoluto si, por ejemplo, la hoja de cálculo se va a utilizar sólo como almacenamiento de información o como referencia.

Si desea imprimir la hoja, plantéese qué aspecto tendrán los datos y qué resultado tendrá la hoja de cálculo sobre el papel. Esto tendrá una gran influencia en el diseño general de la hoja de cálculo. Por ejemplo, las hojas de cálculo con orientación horizontal presentadas en la imagen anterior requieren dos páginas para imprimirse, incluso aunque seleccione el modo Horizontal en el cuadro de diálogo Configurar página (menú Archivo, comando Configurar página). La segunda página impresa contendrá parte de los totales mensuales, pero no verá los nombres de las regiones correspondientes a menos que utilice las opciones Imprimir títulos de la ficha Hoja de este cuadro de diálogo para así repetir los títulos en cada página.

Sugerencia de estrategia
En el caso de hojas grandes, ya sea en orientación horizontal o vertical, repetir las filas de título de la parte superior o las columnas de título en la parte izquierda de cada página impresa es imprescindible para que las copias impresas sean inteligibles.

¿Cómo se utilizarán los datos?

También debe pensar para qué se utilizarán las copias impresas. Si se van a incluir en un informe de gestión, es conveniente que intente que la información relevante quepa en una sola página. Si es para una presentación, puede que sea necesario afinarla un poco más o crear fragmentos de información más pequeños y digestibles que puedan resumirse en una pequeña cuadrícula de unas doce celdas, de manera que quepan en una transparencia o en una diapositiva. Si posee una gran cantidad de datos con los que empezar el trabajo, puede crear páginas de resumen con varios propósitos, como se ilustra en la imagen siguiente.

Imagen de una hoja de resumen

Si la hoja de cálculo se va a destinar a usos de auditoría o para referencia, es posible que prefiera ver toda la información que contiene. En estos casos, la orientación es una cuestión fundamental. Puede imprimir la hoja tanto en formato horizontal como vertical, así que debería diseñar la hoja de cálculo en función de esa decisión. A veces, usar una orientación horizontal ayuda si deben incluirse muchas columnas. Si el número de columnas es excesivo, quizás sea conveniente segmentar los datos en un sistema global de hojas de cálculo, fragmentos de información que pueden imprimirse de forma realista sin perder contexto o legibilidad. Por ejemplo, las fichas de las hojas de la parte inferior de libro presentado en la imagen anterior es una demostración de que la hoja de resumen mostrada en realidad consolida los datos contenidos en otras seis hojas del mismo libro.

Si no es necesario imprimir todo el contenido de la hoja de cálculo, puede usar la característica de esquema para contraer los datos detallados de las hojas de cálculo grandes. Por ejemplo, puede emplear la característica de esquema para mostrar e imprimir sólo los totales, como se puede ver en la imagen siguiente.

Imagen de una hoja de resumen con esquema aplicado

¿A qué público va destinada la hoja?

¿Está creando una hoja de cálculo para su uso personal o la va a compartir con otras personas, bien en línea o bien en formato impreso? Dicho de otra forma, ¿debe tener la hoja de cálculo un maravilloso formato o tiene la opción de usar un formato más atrevido? ¿Necesita crear un resumen global o una visión general de los datos para las demás personas? Es importantísimo tener en cuenta el público de destino al decidir el aspecto que tendrá la hoja de cálculo.

Si los datos de la hoja de cálculo le son familiares, es decir, si su trabajo consiste en obtener esos datos, es posible que crea que los detalles son mucho más interesantes que lo que puede que piensen los demás. Debe intentar pensar como las personas a las que les presentará la información y comunicarles sólo lo que necesitan saber: nada más y, por supuesto, nada menos. Si la hoja de cálculo contiene muchos datos que el público de destino en realidad no desea ver, como suele ocurrir en la mayoría de los casos, puede crear una hoja de resumen específica para los objetivos de distribución masiva.

Sugerencia de estrategia
Si su hoja de cálculo va a estar dirigida a más de un tipo de público, cree hojas de resumen distintas para cada grupo, aunque todas usarán los mismos datos subyacentes.

¿Sobreviviría la hoja de cálculo sin su ayuda?

Si está creando hojas de cálculo que en un momento dado serán utilizadas por otras personas, asegúrese de que son comprensibles y de que están bien documentadas. La mayoría de nosotros no piensa en la documentación, pero todas las hojas de cálculo creadas para los negocios o para uso personal deberían crearse teniendo en cuenta la posibilidad de que otras personas necesitarán interpretarlas un día u otro, posiblemente sin su ayuda. Si cambia de trabajo, dejará atrás un buen legado para la persona que lo sustituya, lo que ofrece una buena imagen de sí. Un poco de documentación puede llegar muy lejos, como se puede ver en la imagen siguiente.

Imagen de una hoja de cálculo fundamental

También es posible que deba preparar hojas de cálculo que contengan registros personales importantes, teniendo en cuenta la posibilidad de supervivencia. No se lo tome con demasiado morbo, pero si imprevisiblemente se cortara el hilo de esta vida mortal, no desearía dejar a su familia dando bandazos porque sus hojas de cálculo financiero son indescifrables.

Sugerencia de estrategia
Utilice la opción Comentario para agregar notas en cualquier lugar que requiera una breve explicación.

¿Está basada la hoja de cálculo en datos importados?

Muchas personas trabajan con datos que se compilan en otro lugar y que se utilizan como base para análisis en hojas de cálculo. Por ejemplo, una base de datos ubicada en su equipo o en cualquier otro lugar de una red suele ser el almacén de información concreta que puede extraer y analizar. Si es éste su caso, intente ponerse las cosas más fáciles.

Con frecuencia usamos el planteamiento ad hoc para trabajar, es decir, lo hacemos rápidamente y cuando es necesario, sin prestar especial atención a la posibilidad de que sea necesario repetir el trabajo. Si recopila información de una base de datos, podría construir consultas que ejecutara una y otra vez, independientemente de cuándo las necesitara, en lugar de comenzar desde cero cada vez. De esta forma, puede asegurarse de que los datos importados estarán estructurados exactamente igual cada vez que los necesite.

Puede utilizar la estructura de los datos importados como base para el diseño de la hoja de cálculo. O bien, tendría sentido conservar los datos importados en una hoja de cálculo que nadie más vea y crear hojas con un bonito formato para extraer sólo la información pertinente. Por ejemplo, la imagen siguiente muestra una hoja de cálculo así. Observe que los datos sin procesar se encuentran en una hoja independiente situada detrás de la hoja de información.

Imagen de una hoja con formato

 Nota   A veces, al pronunciar la expresión "base de datos", la gente abre los ojos previendo un aluvión de terminología incomprensible. Aunque usar un programa de bases de datos (base de datos: colección de datos relacionados con un fin o tema concreto. Dentro de una base de datos, la información sobre una entidad en particular, como un empleado o un pedido, se clasifica en categorías en tablas, registros y campos.) puede resultar complejo, piense que muchas de las hojas de cálculo que creará en Excel son en realidad bases de datos rudimentarias. La guía telefónica es un ejemplo de base de datos en formato impreso. En terminología de bases de datos, cada entrada de la guía telefónica es un registro de la base de datos, mientras que cada uno de los elementos de información de esas entradas (nombre, apellidos, dirección y número de teléfono) es un campo del registro.

¿Es necesario usar más de una hoja de cálculo?

En su comienzo, los programas de hojas de cálculo eran una forma mejor de almacenar, presentar e interpretar información que anteriormente se encontraba en papel y con la que se realizaban cálculos manualmente , es probable que con una calculadora de 10 teclas. Con frecuencia, las primeras hojas de cálculo que creamos cuando avanzábamos por la antigua curva de aprendizaje de Excel eran poco más que simples reproducciones en dos dimensiones de lo que solíamos hacer en papel.

Una forma de superar el antiguo paradigma del papel consiste en usar un diseño modular. Este tipo de diseño es una forma de enfoque de "programación estructurada" u "orientado a objetos", con el que se pueden dividir los datos en fragmentos lógicos que tengan sentido como elementos independientes. (El otro planteamiento de diseño, denominado "jerárquico" está organizado para la identificación de errores y una máxima legibilidad.) Si no es necesario mantener los datos de detalles en ningún tipo de formato presentable, ¿por qué molestarse? En su lugar, concentre su programa de embellecimiento de la hoja de cálculo en las hojas de resumen y los gráficos que compartirá con otras personas.

Sugerencia de estrategia
Diseñe un sistema de hojas de cálculo en lugar de intentar incluirlo todo en una sola hoja. En el diseño modular, hay una hoja para los datos y otra para cada tipo de análisis. En los sistemas modulares complejos, podría usar docenas de hojas, cada una dedicada a un objetivo concreto.

¿Ha dejado espacio libre para insertar nuevas filas y columnas?

Es fundamental permitir efectuar ampliaciones y modificaciones después de haber preparado la hoja de cálculo. Normalmente suele ser conveniente agregar algunas filas y columnas adicionales al área de detalles y mantener los totales separados de los datos de detalles mediante una o dos filas o columnas, si es posible. Una de las acciones de modificación más comunes que realizará es insertar nuevas filas y columnas.

Con el paso de los años, Excel se ha ido haciendo más inteligente en este sentido, superando algunas de las reglas básicas que los usuarios más antiguos solían utilizar. Pero todavía sigue siendo posible estropearlo todo. Hay un cuento popular bastante famoso sobre una persona del departamento de contabilidad que insertó una fila al final de un rango de celdas pero que olvidó ajustar las fórmulas de los totales y fue despedida porque había una discrepancia en las cifras de 200.000 $.

¿Cuál es la moraleja? Modifique las hojas de cálculo con cuidado y critique su propio trabajo sin piedad, sobre todo si de eso depende su empleo.

 
 
Corresponde a:
Excel 2003